Sígueme por correo

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Piracanta

Hace unos cinco años y medio, por el mes de febrero, andaba comprando sustratos para los trasplantes. Por entonces había leído que se podía utilizar la sepiolita, una arcilla que se utiliza como arena para gatos, como sustituto económico de la akadama. Decían que la sepiolita de la marca Eroski era de las mejores y me dirigí a un centro comercial para comprar un saco. Mi experiencia con la sepiolita no fue buena, tuve que rehacer los trasplantes que hice con ella al siguiente año porque el sustrato se había compactado demasiado; pero esa no es la historia que quería contar. En el centro comercial pasé por la sección de jardinería, en donde quedaban algunos restos moribundos (o difuntos) de los bonsáis comerciales de Navidades. Entre ellos estaba agonizando una piracanta que estaba rebajada a mitad de precio. Comprar plantas por compasión no suele ser buena idea (he tenido varias malas experiencias), pero en este caso, quizá por la especie, la cosa salió bien.

Aquella piracanta, a pesar de presentar un sustrato infame y compacto envuelto en papel film transparente para mantener la humedad y pese a tener buena parte de sus hojas amarillentas o caídas, poseía un tronco grueso con una graciosa curva. La compré, le di unos buenos riegos con vitamina B durante un mes y la mejora fue tan notoria que ese mismo año me decidí a cambiarle el sustrato. Las primeras fotografías son de entonces.




La piracanta es una especie muy agradecida. Aguanta bien la sequía (ideal para climas como el de Càceres city), las heladas y las podas. Además, por primavera, presenta una floración abundante y muy vistosa que la convierte en una planta bastante recomendable para aficionados novatos como yo.





Ahora, cuando el otoño empieza a hacerse notar en las plantas, la piracanta presenta unas preciosas bayas rojas, amarillas o naranjas, según la variedad. A pesar de que no todos los frutos llegan a cuajar y buena parte de ellos se secan, la piracanta muestra una preciosa imagen en septiembre.


  



Entrada dedicada a un envidioso león salmantino ;-)